martes, mayo 30, 2017

Combatir drogas con ametralladoras no es correcto: hijo de Escobar


“Estoy a favor de la declaración de la paz a las drogas, este cuento de declararle la guerra y de salir a combatir este problema de salud pública con ametralladoras me parece que va contra los valores humanos que queremos recuperar como sociedad, creo más en la regularización y en que el Estado asuma la responsabilidad y el control de esas sustancias en vez de dejarlo en manos de los delincuentes con los actos de prohibición”, afirmó Juan Sebastián Marroquín, hijo del narcotraficante colombiano, Pablo Escobar Gaviria.

Como parte del ciclo de conferencias que habrá de brindar en Tamaulipas a adolescentes y jóvenes por invitación del DIF Estatal, y con la presencia del Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca en el Polyforum de esta ciudad capital, busca concientizar a ese sector de la población para erradicarles la atracción por un mundo efímero que solo dejará muerte a quien ingresa.

Juan Pablo Escobar Henao, su nombre original y que se vio obligado a cambiar, reconoció que su vida ha sido complicada luego de varios años que su padre Escobar Gaviria, el capo considerado más peligroso de pasadas décadas provocó una ola de violencia sin precedente.

Asimismo, se manifestó en contra de mantener prohibición de las drogas, lo que lleva a que sea un sector atractivo por sus millonarias ganancias.

"Yo no creo en las estigmatizaciones, y creo que el contexto prohibicionista internacional es el garante exclusivo de la violencia que están viviendo todos los países en Latinoamérica, con lo cual, en la medida que no cambien esas políticas vamos a tener la misma violencia, personajes como mi padre hay para mucho tiempo."

Mediante la Conferencia “Pablo Escobar, una historia para no repetir”, brindó una plática aproximadamente a 5 mil estudiantes de nivel secundaria y bachillerato, a quienes les aseguró que lo expuesto en series televisivas, plataformas y salas de cinematografía, son sólo ilusiones y nada tiene que ver con la realidad que representa tener vínculo con el crimen.

"La violencia que generó mi padre es una violencia que no hay que borrar y es muy difícil de olvidar, creo que es a través de los procesos de reconciliación y de paz que hemos hecho con muchísimas víctimas, podemos hacer que cicatricen las heridas, pero las cicatrices quedan”, aseveró.

Marroquín Santos como ahora se apellida, reveló, que las series con temática del narcotráfico, donde ofrecen una visión de su padre glorificada por su violencia, han provocado que perfiles nocivos se vean como superhéroes y confundan a los jóvenes.

Los jóvenes se confunden fácilmente porque muestran a un Pablo Escobar todopoderoso, lleno de lujos, que siempre la pasaba bien, que las balas se le resbalaban, pero realmente la vida que yo vi reflejada en esas series, no es la misma que yo viví siendo hijo de Pablo Escobar”, reiteró.

El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca señaló que la intención del DIF Estatal que dirige su esposa Mariana Gómez de García Cabeza de Vaca es demostrarles con testimonios reales a los jóvenes, lo que pueden enfrentar al ingresar a un mundo delictivo, donde la ficción genera apología de los criminales y que son mentiras.

Marroquín Santos consideró que, la declaración de la violencia a las drogas lo único que garantiza es cada vez más corrupción, la aparición sistemática de más drogas nuevas, además una pérdida de valores humanos y de la vida que no vale nada.

Respetuoso de la situación que enfrenta México y Tamaulipas, declaró que solo relata su propia vida, para evitar se repita con otros menores más.

"Me duele lo que está viviendo México, como país, estoy casado con una mexicana, mi hijo lleva sangre mexicana, por supuesto que me duele todo lo que está viviendo, pero entiendo claramente que no es una responsabilidad exclusiva de los mexicanos”, finalizó.

Fuente: Excélsior

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario