jueves, mayo 04, 2017

Debido a gobierno negligente y sin oficio, delitos e inseguridad ganan terreno: Fernando Herrera


El crecimiento en homicidios dolosos y enfrentamientos entre bandas criminales, como los ocurridos en Reynosa, confirman que el gobierno federal no puede con su primera tarea constitucional de proteger la integridad de los mexicanos y generar las condiciones indispensables para que haya paz y tranquilidad, afirmó el senador aguascalentense Fernando Herrera Ávila.

El crecimiento alarmante de los delitos que más lastiman a los mexicanos, como el homicidio doloso, que en marzo se ubicó en el nivel más alto del sexenio, así como el secuestro, la extorsión y el robo de vehículos exhiben a un gobierno priista débil, carente de oficio y negligente, subrayó.

Para el coordinador de los senadores del PAN parece como si el gobierno hubiera bajado la guardia, pues por acción u omisión cede ante los cada vez más constantes embates de la delincuencia, y se muestra ausente ante los reclamos de justicia y seguridad de la sociedad afectada en su persona y patrimonio.

Nos preocupa, dijo, que a más de cuatro años el gobierno todavía dé muestras de desidia e impotencia e ignore una crisis de Inseguridad que ya alcanza enormes proporciones, toda vez que de las 32 entidades federativas 25 registraron un incremento en el número de homicidios.

Herrera Ávila explicó que a partir de las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública,  que distan 10 por ciento menos a las del Inegi, marzo fue el mes más violento del sexenio con dos mil 20 homicidios dolosos; es decir, 67 asesinatos por día.

De 2012 a 2016 se contabilizaron 93 mil 579 víctimas de homicidio doloso; 6 mil  691 secuestros, 31 mil 629 casos de extorsión; 257 mil 625 robos de vehículos con violencia y 624 mil 334 robos de vehículos sin violencia. En el período enero-marzo de 2017 se registraron 433 mil 385 delitos, de los cuales 155 mil 042 fueron en marzo.

En opinión de Herrera Ávila estos datos contradicen el mismo discurso oficial y hablan por sí solos de que la alarmante  y progresiva descomposición de la seguridad pública es en gran medida atribuible al gobierno del PRI y sus vínculos y complicidades con la delincuencia, y no resultado de la alternancia, mucho menos de un estado de particular.

Son claros indicios de una situación inadmisible que no puede seguir siendo ignorada. Aunque el gobierno pretenda ocultar y minimizar su presencia en la vida nacional, la realidad es otra y las tendencias indican que la escalada de violencia, de suyo terrible, se tornará peor en los meses venideros, apuntó.

El legislador panista puso de manifiesto que es grave y notoria la ausencia de un efectivo imperio de la ley que permita la convivencia armónica y pacífica de los mexicanos.

No se observa –concluyó el senador Herrera Ávila-- un compromiso para devolver la tranquilidad a los mexicanos. La inseguridad y la violencia constituyen asignaturas pendientes del gobierno que, junto con la corrupción galopante y el mediocre crecimiento económico, corren el riesgo de convertirse en sus principales legados.


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario