martes, junio 06, 2017

Asociación para el Desarrollo de la Igualdad de Género ¡en contra de que Normal de Cañada Honda sea mixta!

Comunicado

Menciona la Presidenta de la Asociación Iberoamericana para la Igualdad de Género (AIDIGE) la Dra. Mabel Haro Peralta, que las normales rurales de Mujeres que existen en nuestro país desde la época posrevolucionaria han proporcionado alternativas reales de desarrollo a las campesinas para que éstas no caigan en la pobreza extrema, el analfabetismo y se integren desesperadamente al servicio doméstico en las zonas urbanas donde casi siempre son explotadas. Agrega además que la educación que ofrecen las normales rurales a las mujeres campesinas e indígenas las salva de que se conviertan en víctimas de la discriminación, de violencia intrafamiliar o de que caigan en redes de tratas de blancas donde, en ocasiones, son los propios familiares los que venden a sus hijas al crimen organizado. Y es que en México las mujeres campesinas e indígenas padecen doble o triple discriminación en primera instancia, por ser mujeres, por su condición étnica y por su lenguaje.

Además la Dra. Haro Peralta menciona que la oferta más importante de las Normales Rurales a las mujeres campesinas es sin duda la educación con consciencia crítica y la organización política, cuestiones que desde hace años causa molestia e indignación a más de uno, pues no se acepta que una mujer, que es además campesina conozca sus derechos y los reivindique políticamente. Y los castigos de la sociedad son fuertes: -“Viejas revoltosas”, “No saben ni hablar español pero ahí andan bloqueando las carreteras”, “Ojalá las desaparezcan a todas en fosas clandestinas”-. La Dra. Haro advierte que es importante que en las mesas de diálogo que se establecerán con las normalistas por parte del Gobierno del Estado estén presentes maestras egresadas de la propia normal rural y mujeres líderes del ámbito de la educación puesto que, de momento, el total de los personajes que invitan al diálogo son hombres. Esto da pie a una visión unilateral del Gobierno y para evitarla debe incluir la experiencia de las mujeres en la educación y en la participación política. Este ejercicio equitativo si llevaría a un verdadero diálogo.

Para finalizar la Presidenta de AIDIGE destaca que ante la falta de oportunidades y las múltiples formas de discriminación que sufren en mayor grado las mujeres campesinas, la Normal Rural de Cañada Honda se convierte en un patrimonio educativo para las mujeres, que debe de continuarse en esa línea puesto que son pocas las escuelas que abren un espacio de libertad a la población más vulnerada de México.

Reacciones:

1 comentarios:

Publicar un comentario