domingo, junio 11, 2017

Da a conocer Asociación de Estudios Éticos y Filosóficos de Aguascalientes postura respecto a conflicto con normalistas

La Asociación de Estudios Éticos y Filosóficos de Aguascalientes, en consideración con los sucesos relacionados con la Normal de Cañada Honda y las autoridades gubernamentales, desea hacer del conocimiento público una serie de consideraciones. Si bien nos hemos enterado de que existe ya un acuerdo entre Gobierno del Estado y las normalistas de Cañada Honda, consideramos que el conflicto ha puesto en evidencia predicamentos que merecen ser expuestos y reflexionados en público, a fin de avanzar como sociedad y conservar memoria de lo acontecido.

1. El uso de la fuerza pública es una concesión que hacemos los ciudadanos al gobierno, por lo que éste tiene la absoluta responsabilidad de usarla en su justa medida, aún frente a agresiones es en los cuerpos policiales en los que debe caber la mesura.

2. El odio hacia los normalistas fue una constante en el discurso ciudadano, fomentado por algunos medios de comunicación y al amparo de la desinformación y algunas acciones gubernamentales, que lejos de buscar generar un clima de seguridad, percibieron en éste una oportunidad. Rechazamos decididamente cualquier política pública que se pretenda sustentar en la segregación y el encono social.

3. Dentro de este discurso nos preocupa especialmente la discriminación hacia quienes no son originarios del estado. Los regionalismos y nacionalismos han sido fuente de conflictos sociales profundamente lamentables, por el contrario, la solidaridad y empatía en la diversidad representan el camino hacia el adecuado desarrollo humano y social.

4. Si bien el libre tránsito y el uso de espacios públicos de calidad son derechos de los ciudadanos, éstos no deben anteponerse a la integridad, libre expresión y seguridad.

5. La protesta pública ha estado detrás de las grandes transformaciones sociales, es una valiosa herramienta de cambio y su uso, siempre responsable, forma parte de la vida democrática y es un derecho de los ciudadanos. Si bien no exime de responsabilidades a quienes la ejercen, como sociedad debemos ser más empáticos y tolerantes ante estas formas de expresión.


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario