viernes, junio 02, 2017

Le tembló la mano a Tere Jiménez para sacar a CAASA de Aguascalientes

Por: Lizeth López Velarde Ramírez

“Prometer no empobrece”, dice el dicho, y así nuestra alcaldesa Tere Jiménez, quien en campaña ilusionó a la ciudadanía con la promesa de que sacaría a CAASA de Aguascalientes, hoy a 5 meses de su gobierno, seguimos a la espera.

En campaña, la panista dijo textualmente durante un debate:

“CAASA ya se va, no le daremos permiso de que se quede ni un solo momento, tendremos esa responsabilidad histórica para que la concesión regrese a las manos del gobierno municipal”.

A la alcaldesa se le preguntó este jueves si ya pronto se retiraría a la concesionaria de agua potable, CAASA, a lo que respondió:

“Estamos en eso, estamos haciendo el análisis, esto tiene que ser de manera muy cuidadosa, tenemos varios expertos, también tenemos muchos abogados que están llevando el procedimiento jurídico que tenemos en contra de CAASA y nosotros seguimos”.

“CAASA ya se va”, decía la panista en campaña, hoy el discurso es muy diferente al de ese entonces.

Lo peor del caso es que mientras Tere Jiménez asegura que está ejerciendo mucha presión en contra de CAASA, el servicio de agua potable es cada vez peor, en las últimas semanas las deficiencias han sido catastróficas para muchas colonias que llevan hasta un mes sin el servicio de agua potable justo ahora que Aguascalientes ha registrado las más altas temperaturas, pero que además de ello, les llega el recibo puntualmente como sí si hubieran consumido el vital líquido.

Ahora bien, en aquel tiempo, cuando buscaba el voto, el discurso era que la concesión regresaría a las manos del gobierno municipal, al parecer se estaría buscando una nueva concesionaria, una nueva empresa privada que obviamente buscará tener ganancias, ninguna empresa invierte para perder, y ahí es más bien la ciudadanía la que termina perdiendo.

El agua potable y los servicios públicos, son las principales obligaciones de los gobiernos municipales, lucrar con el servicio de agua que es un derecho humano, desde donde se vea es una irresponsabilidad de los ayuntamientos que optan por concesionarla.

Tere Jiménez, por fin, decidió no jugarle al mátir y ya no cargar con las culpas de Toño Martín del Campo, seguramente ya se dio cuenta que si quiere ser gobernadora, ser tapadera del ex alcalde no le ayudará, y dijo que “lamentablemente nos toca en muchas administraciones llegar cuando están muchas cosas descompuestas, pero nosotros estamos para invertirle, es el dinero del pueblo y lo estamos haciendo en materia del agua”, y así como no queriendo la cosa, le pasó a dar su raspón al panista Martín del Campo.

Y sí, no dudamos para nada, al contrario, lo advertimos, que Toño Martín del Campo dejaría mucha tierra debajo de la alfombra, pero la que prometió sacar a CAASA fue Tere Jiménez, la que prometió un mejor servicio de agua potable, fue Tere Jiménez, y hoy CAASA mantiene a Aguascalientes en la sequía, son decenas de colonias que hoy no tienen agua potable, otras tantas que tienen sólo a ratos, teléfonos de reporte que nadie responde, recibos de agua cada vez más elevados y para colmo, en muchas colonias les están llegando los recibos cada 22 días, y no cada mes, y un servicio cada vez más deficiente.


“CAASA ya se va”, la promesa de campaña de Tere Jiménez que seguimos esperando que cumpla. 

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario