miércoles, julio 26, 2017

A cinco años del asesinato de Andrea Nohemí, los culpables no han sido sentenciados

Por María Miranda Franco

“La muerte causa un profundo dolor al corazón, pero el amor nunca nos va a robar su presencia y eso es lo que nos mueve, el amor a Andrea; eso es lo que nos mantiene, el amor a nuestra hija Andrea Nohemí”, palabras de Dora Galván, madre de la joven asesinada el 27 de julio del 2012, cuando se dirigía a su ensayo de una obra de teatro. Jamás volvió.

Ya han pasado cinco años de su asesinato y los culpables: Arturo Joseph y Álvaro, no han recibido sentencia ni por Nohemí ni Katy Pérez Rivas, a quien asesinaron meses después.

“Mi chiquilla que nos fue quitada, arrebata hace cinco años, mañana se cumplen cinco años de su asesinato, aún estamos en espera de justicia; no se ha dictado sentencia. Tenemos la confianza de que en pocos meses se resuelva esa sentencia. Estoy convencido de que todos los argumentos que se han manejado previamente son importantes y trascendentes, al asesino de mi hija ya no se le juzgo como feminicidio, ya es demasiado tarde, pero creo que podemos mejorar mucho el sistema de justicia y creo que el nuevo Sistema de Justicia Penal tiene muchas bondades, va a mejorar las cosas, pero se ha implementado de forma bastante parcial y deficiente”, declaró Samuel Chávez Guerra, papá de Andrea Nohemí.

Los casos de Andrea y Katy, se encuentran muy bien fundamentados, explicó el papá que están vinculados. Actualmente, se está a la espera de una resolución que presentó el cómplice del asesinato de Andrea Nohemí para el caso de Katy, con ello ya quedará completamente cerrado el periodo de instrucción y empezará el juicio.

“La incertidumbre siempre es desgastante, causa mucho sufrimiento aparte del que ya tenemos por la ausencia de esta niña y, nos obliga a buscar todos los recursos, todas las herramientas para tratar de salir adelante, tratamos de mantenernos ocupados en ayudar a otras personas”.

Samuel Chávez dijo desconocer los años que dictaminará la sentencia para cada uno de los involucrados, que, aunque no se juzgó con las agravantes de feminicidio como tal, si con las de traición, alevosía y ventaja.

“Ahorita estamos apoyando y siendo solidarios con los que fueron solidarios con nosotros, esa es nuestra forma de agradecerle a la ciudadanía de Aguascalientes, tanto apoyo, tanto amor y también reforzando con apoyos espirituales que tenemos, pero si es un diario despertar y decir -hoy quiero vivir para mi familia-, porque ha habido terribles días en que uno quiere morir y pues es un diario luchar con esto y cuando uno se encuentra con la posibilidad de darle un abrazo al papá de Denisse (Morales) a la hermana de Yadira (Torres) y solidarizarnos con ellos”, concluyó la mamá de Andrea Nohemí.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario