viernes, julio 21, 2017

En Aguascalientes, 1 de cada 4 embarazos es de niñas menores de 15 años; al año son 80

Por María Miranda Franco

En México, cada año hay 10 mil embarazos de niñas menores a los 15 años de edad; en Aguascalientes son 80 anualmente.

“Aguascalientes ocupa el lugar número 25 del comparativo nacional con incidencia en embarazos adolescentes, no es de los primeros lugares, estamos hablando de que por parte de la Secretaría  de Salud es el 28 por ciento,  pero si lo extendemos a la parte estatal, es uno de cada 4 embarazos en la población”, informó José Manuel Ríos Velazco, responsable estatal de Planificación Familiar en el Estado de Aguascalientes.

Añadió que las niñas se embarazan durante los meses de diciembre y enero, ya que aunque el nacimiento de los bebés en menores de 15 años se comporta de una manera lineal durante todo el año, en septiembre y octubre presenta un crecimiento de un cuatro por ciento.

“Los factores pueden ser varios, entre ellos se considera el regreso de la gente que viene de Estados Unidos, el periodo de vacaciones, el incremento de recursos económicos que prevalece en nuestra población”.

Cabe informar que hace tres años se dio el caso de un embarazo en una menor de 12 años, mismo que fue con consentimiento de la niña, aunque en un principio se manejó que fue a causa de una violación.

En México hay dos millones y medio de nacimientos cada año, 400 mil son embarazos en adolescentes de 10 a 19 años y, de ese número 10 mil obedecen a menores de 15 años.

De visita en Aguascalientes, el director general del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, Rufino Luna Gordillo indicó que se realizó un estudio para conocer el por qué las niñas menores a 15 años quedaban embarazas, lo que dio como resultado que en un alto porcentaje hay niñas que prefieren ser mamás a estudiar.

“Algunas nos referían que para ellas es más fácil embarazarse que estudiar, otro aspecto es que la familia pretende que sus hijas puedan estudiar, conseguir un trabajo bueno, que alcancen sus objetivos, pero ya en la práctica seguimos repitiendo patrones de género, seguimos enseñando a las niñas a que su destino es ser esposas, madres y las niñas tienen su objetivo adquirido, finalmente piensan que es su destino”.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario