jueves, agosto 10, 2017

7 municipios de Aguascalientes operan como zonas de enganche para la trata de personas y explotación sexual

Por María Miranda Franco

El pasado 8 de junio se detuvo a 11 personas que formaban parte de una red de trata, corrupción de menores y pornografía infantil, misma que operaba en cinco domicilios de la Ciudad de México y Aguascalientes.

El pasado 7 de agosto, la red transnacional Hispanics in Philanthropy dio a conocer su informe, en donde señalaron 19 estados como rutas de los tratantes de personas, entre ellos Aguascalientes.

Las zonas de enganche para estos delincuentes son los municipios de Calvillo, San José de Gracia, El Llano, Pabellón de Arteaga, Tepezalá, Rincón de Romos y Cosío. Las victimas suelen ser migrantes nacionales e internacionales, mujeres, indígenas, hombres y personas con discapacidad.

Aguascalientes junto a Zacatecas, San Luis Potosí, Querétaro, Guanajuato y Jalisco comprenden la región Bajío, que, según el informe, se caracteriza por un alto porcentaje de violencia de género lo que hace invisible este delito, ya que se le relaciona por violencia intrafamiliar. También obedece a un alto número de mujeres desaparecidas, las cuales no son investigadas por explotación sexual.

La corrupción tanto en funcionarios estatales y municipales, ha derivado en la impunidad y la invisibilidad de este delito. Además, las organizaciones entrevistadas para tal informe señalan la industrialización como un detonante para la explotación sexual, específicamente en Aguascalientes por la llegada de empresas automotrices y con ello la llegada de migrantes japoneses y chinos.

La entidad les sirve de paso a personas que vienen de Michoacán, Guanajuato, Veracruz, Guerrero, Oaxaca, Costa Rica, Honduras, África y Guatemala y quienes precisamente en alguno de los siete municipios, antes mencionados, se vuelven víctimas de estos delincuentes.

Explotación sexual, laboral, trabajo forzado, servidumbre forzada, prostitución forzada, mendicidad forzada y delincuencia organizada, son los destinos que enfrentan las víctimas de la región bajío del país.

Como conclusión de la región, Hispanics in Philanthropy, dice: “en la región se encuentran distintos movimientos sociales y tienen varias percepciones que llevan a relacionar el tema de personas desaparecidas con el de trata de personas, pero no se logró identificar la información específica que permitiera hacer un cruce real de información que lo evidenciara. Por ejemplo, todos los bienes o personas que transitan por Jalisco y Zacatecas pasan por Aguascalientes, incluyendo la trata y el tráfico de personas. Por otro lado, las personas centroamericanas y connacionales del sur del país en situación de movilidad humana que van rumbo al norte del país o a los Estados Unidos que transitan por la región, tenían claro que la ruta de San Luis Potosí resultaba la más práctica para llegar a Saltillo o Nuevo Laredo. Sin embargo, actualmente han optado por otras rutas al toparse con mayor violencia, especialmente a partir del 2012, por lo que Aguascalientes se convirtió en los últimos años en foco de destino y tránsito para la trata”.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario