lunes, agosto 07, 2017

Cerrarse al Libre Comercio como quiere Trump, es darse un tiro en el pie: Fernando Herrera

*Desarrollo de Aguascalientes va de la mano del libre comercio.

 *Hoy las economías están integradas y nadie lo puede revertir.

Dado que el dinamismo de los mercados internos depende de la capacidad de las empresas para competir en los mercados globales, lo que el presidente Trump pretende será un tiro en el pie para las compañías estadounidenses.

Así lo afirmó el senador aguascalentense y presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Fernando Herrera Ávila, quien mañana martes encabezará una reunión de los coordinadores parlamentarios de los partidos con la cúpula del Consejo Coordinador Empresarial.

El pasado 27 de julio presidió una reunión con el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, donde se acordó la integración de un grupo de senadores para acompañar al gobierno federal en las negociaciones para la actualización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Ahora, Herrera Ávila, también coordinador de los senadores panistas, encabezará una reunión en la que participarán Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial; Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales; y Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana.

También asistirán el presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, Manuel Escobedo Conover; el presidente del Consejo Mexicano de Negocios, Alejandro Ramírez Magaña, y el presidente del Consejo Nacional Agropecuario, entre otros prominentes dirigentes del sector privado.

Herrera Ávila destacó que los aguascalentenses deben estar muy atentos al desarrollo de la negociación, porque gran parte de su prosperidad depende el libre comercio, en particular la exportación de vehículos.

Debemos, dijo, apostarle a construir un mejor futuro para el tratado de libre comercio, sobre la base del respeto absoluto a nuestra soberanía y a los principios del derecho internacional.

No podemos ni debemos hacer otra cosa porque, agregó, hoy todas las economías del mundo son interdependientes y no hay voluntad personal, por muy poderosa que sea, capaz de revertir el proceso de globalización de las economías y el comercio.

Recordó que hace 22 años, cuando se firmó el TLC, también existía un clima xenófobo y antimexicano, y sin embargo la integración económica y la migración de mano de obra siguieron creciendo, lo cual benefició a las economías de los tres países.

Herrera Ávila reconoció que, sin duda, no será una negociación fácil a partir del próximo 16 del mes en curso, pero México debe fijarse como objetivo una política para crecer y no apartarse de ella.


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario