sábado, octubre 14, 2017

Boda termina en sangrienta tragedia (Advertencia: Imágenes Fuertes)

Ayman Alaa, de 14 años, murió luego de recibir el impacto accidental al comienzo de la fiesta en El Hamool, Egipto

Los invitados ya estaban sentados en sus mesas, desplegadas en torno al escenario. El volumen de la música iba en aumento y estaba por producirse el momento más esperado: la aparición de los novios.

El animador de la fiesta se presentó ante el público. Micrófono en mano, anunció que los recién casados iban a salir en segundos. Pero antes había que cumplir con un ritual que, a pesar de estar prohibido, es muy común en varios países árabes: el disparo al aire.

El encargado era un amigo de la pareja, que irrumpió en el escenario con una escopeta. Tras un intento fallido de disparar apuntando al cielo, bajó el arma y la examinó, en busca del problema. En ese instante se produjo la descarga que impactó en el cuerpo de Ayman Alaa, un niño de 14 años que estaba en primera fila.

Como si nada hubiera ocurrido, el homicida se dio vuelta y se fue caminando apaciblemente. La reacción generalizada ante la tragedia fue de sorpresa y consternación.


El niño fue trasladado a un hospital cercano en la ciudad de El Hamool, en la norteña región de Kafr El Sheikh. Pero murió pocas horas después de llegar. En lo que va del año ya se produjeron varios casos similares en distintos países de la región.


Fuente: Infobae

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario