sábado, diciembre 09, 2017

5 consejos prácticos para proteger tus tuberías ¡COMPARTE!





CAASA te ayuda a proteger las tuberías en tu hogar durante el invierno, te compartimos 5 prácticos consejos para hacerlo


Durante los meses de invierno la temperatura puede descender por debajo de cero grados, una condición ambiental de riesgo para la fontanería de las casas. ¿Por qué es un problema? Cuando el agua se somete a 0° C o menos empieza su proceso de congelación y pone en marcha una de sus características únicas: se expande. Este aumento de volumen incrementa la presión contra el objeto que la contenga, sea de metal o plástico, lo que puede provocar fisuras y roturas.

Para evitar un malestar y el gasto económico que conlleva el corte de suministro y reparar una tubería rota, los expertos de CAASA te comparten cinco recomendaciones para mantener en condiciones la fontanería de tu hogar, sobre todo aquellas instalaciones que sean más susceptibles de congelarse como las que están en patios, paredes externas o espacios fríos como garajes, sótanos o alacenas.

1.    Vacía las conexiones: corta el suministro de agua de piscinas, aspersores o similares siguiendo las instrucciones del fabricante. No utilices líquido anticongelante, es peligroso para las personas, animales y el medio ambiente. Retira y guarda todas las mangueras que se usen en jardines y terrazas. Asimismo, cierra la llave de paso de la toma que esté en áreas exteriores.

2.    Aísla instalaciones: utiliza material como lana de fibra de vidrio o mineral, o caucho sintético para envolver las tuberías expuestas al frío o en habitaciones sin calefacción (sótanos, gabinetes) y cubre todo con una cinta adhesiva impermeable. Si no cuentas con estos materiales, sustitúyelos con telas gruesas o varias capas de papel periódico.

 3.    Vigila y repara fugas: cualquier escape de agua es un punto crítico de congelamiento. Soluciona estos goteos para evitar complicaciones futuras. Las grietas en paredes en las que hay fontanería también son clave. Séllalas, así se evitará un descenso mayor de la temperatura al interior de tu casa.

4.    Abre los estantes de la cocina: cuando baja mucho la temperatura se recomienda hacer circular el aire caliente que ya esté dentro de la vivienda a través de cajones y gabinetes ubicado debajo del fregadero de trastes.

5.    Actúa en caso de frío extremo: deja que algún grifo gotee para que ayude a exponer la tubería. Cuando el clima está muy helado, el agua en movimiento previene que se congele la instalación hidráulica.

En lo que va de temporada de invierno se han registrado heladas como producto de 14 frentes fríos que han afectado a diversos puntos del país. El Servicio Meteorológico Nacional ha pronosticado 35 frentes fríos más hasta el mes de mayo, por lo que es fundamental que protejas tus tuberías y evites males mayores.

Reacciones: