jueves, mayo 10, 2018

Julián Elizalde, 40 años de lucha por el respeto a los derechos de la comunidad gay en Aguascalientes

Por: Lizeth López Velarde Ramírez

Julián Elizalde, dirigente del colectivo SerGay en Aguascalientes, lleva ya 40 años luchando para que se respeten los derechos de la comunidad gay en la entidad, y aunque señala que los avances han sido muchos, aún se ve lejano el sueño de ver que todos seamos iguales, que todos tengamos los mismos derechos, que no sea la Iglesia o los grupos conservadores quienes le dicten a los hombres y mujeres de Aguascalientes, a quién pueden amar.

Fue en agosto del 2000 cuando la lucha de este activista y otros cuantos en Aguascalientes, muy pocos en ese entonces, se hizo más visible luego del cartel homofóbico del Balneario Ojocaliente, que decía “Se prohíbe la entrada a perros y homosexuales”; fue nota nacional y México volteó a ver el gran retraso que en Aguascalientes había en el tema de derechos humanos de la diversidad sexual.

Han pasado muchos años y Julián no se ha detenido ni un solo día en trabajar y promover que la comunidad gay tenga los mismos derechos que cualquiera, pues pagan los mismos impuestos que todos.

A diferencia de lo que los grupos conservadores han querido hacer creer a la sociedad, no promueven la homosexualidad, promueven que los que son homosexuales no sean discriminados por las instituciones.

Hoy la sociedad es más abierta, pero los políticos, quienes dirigen este país, y en especial, quienes tienen en sus manos la toma de decisiones en Aguascalientes, son al parecer cada vez más cerrados, unos pocos por convicción, por sus creencias religiosas, que dicho sea de paso, no debieran interferir en los temas del estado, otros muchos, la mayoría, por conveniencia, por votos.

En Aguascalientes, se estima que son alrededor de 100 mil personas las que tienen una preferencia sexual distinta, es decir que casi el 10 por ciento de la población no cuenta con igualdad de derechos.

Fue en junio del 2015 cuando la Suprema Corte de Justicia determinó que era anticonstitucional el que los estados prohibieran el matrimonio entre personas del mismo sexo, a casi tres años el Congreso del Estado de Aguascalientes sigue dándole vueltas al asunto; son principalmente los legisladores panistas los que se han negado a aprobar esta iniciativa.

La actual legislatura terminará en unos meses, otros vendrán pero Julián seguirá al pie del cañón, exigiendo a los diputados simple y sencillamente que hagan su trabajo, a esos que en campaña le prometen a la comunidad gay el cielo y las estrellas con tal de obtener votos y que al llegar a una curul se les esconden.

“Siempre nos toman el pelo, se burlan de nosotras, se burlan de nosotros, estamos cansadas, estamos cansados de tanta humillación, que no nos reconozcan, que no vean esta parte de la población, los candidatos nos siguen tomando el pelo. Nuestros derechos no se tienen que consensuar con nadie, y los derechos que más se violentan son los derechos sexuales y reproductivos”, declaró Julián Elizalde.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario