sábado, julio 21, 2018

Denuncian organizadores de La Soberana bloqueo para la realización de la segunda edición






Por: Lizeth López Velarde Ramírez

Francisco Alejandro Peña, Julio Martínez y Carlos Ramírez, organizadores de La Soberana, evento motociclista que trajo para Aguascalientes una gran derrama económica en su primera edición al congregar a más de 8 mil motocilistas, denunciaron que existe un bloqueo para la realización de la segunda edición, debido a intereses electorales y económicos de algunas personas.

Son 5 los dueños de La Soberana, según el acta constitutiva mostrada a este medio de comunicación, sin embargo Francisco Alejandro Peña, Julio Martínez y Carlos Ramírez explicaron que uno de ellos se quiere apropiar de este evento, y que han sido bloqueados ante las autoridades tanto del Patronato de la Feria Nacional de San Marcos como de la Secretaría de Turismo, a pesar de tener los documentos legales.

“Hasta hoy nosotros del Comité La Soberana Convención Motociclista nos hemos visto bloqueados para la organización de la segunda edición por un grupo comandado por Rafael Mondragón está utilizando por diferentes medios el tráfico de influencias ostentándose como la gente que organizó La Soberana, cosa que es falsa, si bien está dentro del acta constitutiva, es sólo uno de los integrantes. Sentimos que con ese tráfico de influencias nos ha bloqueado el acercamiento que hemos solicitado con las instancias de gobierno”, comentó Francisco Alejandro Peña.

Agregó que “nosotros tenemos en nuestro poder los documentos legales correspondientes, estamos constituidos, tenemos el alta en Hacienda, somos proveedores de gobierno, tenemos todo, y la verdad no nos han dado respuesta las diferentes instancias a las que hemos acudido, estamos con un paquete de trabajo que está en pausa para arrancar con la constatación de los artistas para la segunda edición”.

“Esto tiene nombre, y por diferentes medios vemos que tienen el apoyo de quien era el titular del Patronato de la Feria, José Ángel González, “Paquín”, quien nos dijo que por órdenes del gobernador la organización se le había dado a AMA, que no es una asociación constituida. Tan vemos el bloqueo de parte de “Paquín” que acudieron a registrar el nombre de La Soberana cuando nosotros ya lo tenemos”.

Por su parte, Julio Martínez indicó que cumplieron con todos los requisitos que el gobierno del estado les solicitó para organizar la primera edición, y que hoy ya no los quieren escuchar ni respetar la documentación legal.

“Reiteramos la confianza que tenemos al gobernador, sabemos que él al ver los documentos actuará en la legalidad, y es lo que le pedimos a Martín Orozco, que nos apoye basado en la evidencia que tenemos, estamos debidamente registrados, cumplimos los requisitos que nos solicitó, y todo lo cumplimos a cabalidad como para que en estos días venga a alguien más y se quiera adueñar del evento”.

Carlos Ramírez detalló que “nosotros pedimos una junta a la Secretaria de Turismo, en donde solicitamos la presencia de las personas que trabajaron con nosotros, con la finalidad de que viera la Secretaria con quién trabajaron, porque estas personas se ostentan y van y dicen que ellos organizaron el evento, y esto no es cierto, ni tienen los contratos de los artistas, ni son proveedores de gobierno, y es una lástima que la Secretaría de Turismo no nos permitía mostrar todos los papeles, para que el señor gobernador esté enterado”.

“Aquí hubo una situación que decían que Alan Tamayo (Director de Atención al Visitante de la Secretaría de Turismo y Plaza Tres Centuria) se benefició de este asunto, pero no es cierto, él se portó a la altura, fue el que creyó en el evento, y su trabajo destacó y al parecer eso no les gusto ni a la Secretaria de Turismo ni a Paquín”, dijo Carlos Ramírez.

Finalmente los tres pidieron al gobernador del estado de Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval, que los escuche y les permita mostrar toda su documentación para demostrar a quién pertenece legalmente la organización de La Soberana, y que fueron ellos los encargados de la organización de la primera edición.

Reacciones: