viernes, agosto 10, 2018

Maratón 4 días, 12 museos: De tour por Aguascalientes (Segunda entrega)




Por: Maritza Duarte

Como les conté el martes pasado, mi familia y yo seguimos una ruta para recorrer los 12 museos propuestos en el Pasaporte Bitácora de “Un Verano para ti” en cuatro días.

Como mi intención no es arruinarles la sorpresa sobre lo que cada museo presenta, sólo les contaré algunos detalles que pueden ser de su interés:

El Museo Descubre – Centro Interactivo de Ciencia y Tecnología lo recorrimos el primer día. Las salas que lo integran llevan los nombres de Universo-astronomía, Planeta-geología, Ambiente-biología, Desarrollo-antropología, Desarrollo tecnológico, Jardín de la ciencia-física y Armalito. Cuenta con un domo IMAX, una sala 4DX, una Casa de la tierra, un Planetario y Observatorio, un Orquidario y Mariposario; ludoteca, biblioteca, videoteca, cafetería (en remodelación) y tienda de regalos.
Nos tocó ver en el domo IMAX un documental sobre los Guerreros de Terracota en China, también estaba disponible una función sobre Climas extremos, pero nos la perdimos porque sólo está por la tarde. Y en la sala 4DX (divertidísima) vimos tres cortometrajes maravillosos. ¡Tienen que ir!

El segundo día retomamos el tour maratónico en el Museo Nacional de la Muerte. Aquí se expone la iconografía de la muerte y el arte funerario en el desarrollo histórico de México con un recuerdo de las manifestaciones tradicionales y coloridas de la muerte. Cuenta con cinco salas permanentes: Inframundo, Visión Prehispánica, Mundo Novohispano, México Independiente y Época Contemporánea. Hay también salas de exhibición temporales. En una de ellas vimos la obra de Mariana Palova, una joven artista mexicana que se distingue por trabajar con monstruos humanos y medios astrológicos de una manera increíble. Este museo es hermoso en su construcción también, han encontrado la manera de mantener algunos espacios restaurados sin intervención y se pueden apreciar, por ejemplo, sus azulejos originales en paredes y bancas. Mención aparte merecen los detalles pintados en los techos.

Después llegamos al Museo de Arte Contemporáneo No. 8. Este cuenta con una sala permanente dedicada a la obra del artista jalisciense Enrique Guzmán, que no importa cuántas veces la visites, siempre es hermosa y conmovedora. También tiene un taller de enseñanza, un taller museográfico y una biblioteca especializada en arte. Este museo tiene otras tres salas de exposición temporal. En esta ocasión nos encontramos con la exposición colectiva del Proyecto Frontera, curada por Rüido Proyectos, una propuesta visual novedosa, irreverente y disruptiva. Vale la pena visitarla.

Saliendo de ahí nos lanzamos al Museo de Aguascalientes, y ¡oh decepción! Nos encontramos con que está cerrado al menos por un año. ¿Qué no se supone que estas cosas se planean con tiempo? ¿por qué incluyen un museo cerrado por remodelación en un tour cultural y hasta en el pasaporte? No lo sé. Y no tiene mucho caso preguntar. Lo buena onda en este caso es que el señor guardia en turno le dio a mi hijo una mini explicación de lo que había dentro del museo, del valor histórico y artístico de la obra del maestro Saturnino Herrán. Por lo que no fue pérdida total. Creo.

Así que, en vista del éxito obtenido, continuaos nuestra travesía con el Museo Regional de Historia de Aguascalientes que está ubicado en una preciosa casa de principios del siglo XX construida por el maestro Refugio Reyes Rivas. Aquí el discurso del museo aborda cuatro aspectos principales: Paleontología - Los orígenes geológicos de la zona. Arqueología - Conquista y poblamiento de Aguascalientes, se exhiben diferentes piezas de la región que nos permiten desarrollar una idea del grado cultural de los grupos prehispánicos. Historias de fe o Religiosidad, atendiendo su importancia cultural y la evolución en el tiempo. Conquista y Virreinato, dedicada principalmente a los temas de la guerra chichimeca, la Ruta de la Plata, el Camino Real de Tierra Adentro y la construcción del presidio (ahora el Hotel Imperial) hasta llegar a la Fundación de Aguascalientes. Venir a este museo y sentarse en el atardecer a contemplar su jardín central es un deleite. Visita obligada para todos. Vengan.

El punto siguiente en la ruta era el Museo del Juguete Tradicional Mexicano. Este museo alberga más de mil piezas típicas de todo el país. Es una amplia colección de juguetes hechos con gran ingenio, de diversos y peculiares materiales; desde el tradicional barro, periódico, madera o trapo hasta chicle y azúcar. Con la preservación de estos objetos se pretende conservar y dar vida a las costumbres mexicanas que están a punto de la extinción: los juguetes típicos. Incluye una exposición temporal de 106 nacimientos de distintas ciudades del mundo, elaborados con diversos materiales y técnicas, desde porcelana hasta papel. Esta colección pertenece a la Sra. María Eugenia Perea y ¡es preciosa! Sin lugar a dudas, fue uno de mis museos favoritos, sobre todo porque me trasladé a mi infancia e incluso, a las historias de mi madre y mi padre contándome sobre sus juguetes de madera y yeso. Además, hay que hablar de su tienda de regalos, que es una de las más hermosas, con precios súper accesibles y con productos tan variados como bellos.

Finalmente, la ruta del día dos concluyó con la visita al Museo del Pueblo. Este lugar merece una mención aparte porque es un museo privado que con muchísimo esfuerzo el Dr. José Rodolfo Gutiérrez Medel ha echado adelante. El museo está asentado en una casa de principios del siglo XIX que perteneció a su madre y que está compuesta por tres salas y una pequeña capilla. En la primera sala podemos encontrar una habitación típica de pueblo, con fotografías antiguas, catre, palangana y bacinica incluidos. Las siguientes dos salas estás dispuestas para la exposición de arte popular representada por cientos de piezas decorativas y lúdicas de diversos tamaños. Por último, la capilla contiene un pequeño altar, reclinatorio y nicho. Acompañados de la voz de Lila Downs, recorrer este museo por la noche fue una experiencia distinta que sinceramente, me estremeció y me llenó de nostalgia por un pasado que no conocí. ¿Puede ser esto posible? Visiten el museo que sólo abre a partir de las 8pm y me cuentan.

El resto de la ruta y la crónica de la clausura se las comparto el lunes, sigan pendientes y ¡visiten los museos! Aún hay tiempo de completar su reto.

*Nota: Algunas de las fotografías del collage fueron hechas por mi hijo 😊





Reacciones: