viernes, agosto 10, 2018

Niegan suspensión de proceso a presunto culpable de la muerte de “Rojo”; sus familiares exigen justicia




Por María Miranda Franco

Ya han pasado más de dos años de la lamentable muerte de Luis Fernando Ferra Aguilar, mejor conocido como “Rojo”, quien el 25 de junio de 2016 fue arrollado por un automovilista y tanto su madre como su hermana siguen reviviendo su pena cada vez que les toca mirar de frente a su verdugo en cada parte del proceso penal.

Llegó el día de la audiencia intermedia en donde los abogados del imputado habían solicitado un recurso de suspensión, sin embargo, la jueza negó tal recurso, por lo que continuará el proceso, pero ahora hasta el 22 de agosto, fecha en que será la próxima audiencia para desahogar pruebas, tanto de parte de los defensores de la familia de la víctima como del imputado.

Previo a la audiencia familiares y amigos de “Rojo”, realizaron una pequeña manifestación respetuosa a fuera de las instalaciones donde se llevan a cabo los juicios orales, Metropolitano entrevistó a Mónica Aguilar, mamá de Luis Fernando quien aseguró que seguirá insistiendo en que se haga justicia, agregando que el retraso en la justicia se debe a las fallas del nuevo Sistema Penal Acusatorio, porque permiten muchos beneficios a los imputados.

“Mi hijo tenía derecho a vivir, a terminar su carrera, a hacer su vida, a vivir los años que tuviera que vivir y no puede ser que el sistema penal carezca de tanta humanidad como para permitir simplemente salidas alternativas tan fáciles. Ni siquiera hemos podido tener un duelo en paz porque siempre están sucediendo otra vez estas audiencias, y si se le antoja las difiere”.

Mónica Aguilar lamentó que el presunto culpable siga el juicio de manera libre, pretendiendo que con la suspensión del juicio, el cual no se lo otorgaron, solo ofrecerles un pago reparatorio a la familia de la víctima, por lo que Mónica recalcó que “con eso no regresará mi hijo”, además, aseveró que mientras ella llora la muerte de su hijo, el responsable hace uso de su automóvil y con exceso de velocidad, situación de la que ha sido testigo ella misma.



Reacciones: